Project Dragonfly: ZKW desarrolla faros para conducción autónoma

Los sistemas de sensores en los faros hacen posibles funciones de conducción automatizadas

Tras un intenso trabajo de investigación y desarrollo, ZKW presenta su “Project Dragonfly” (libélula) para conducción autónoma, desarrollado con empresas asociadas. En el marco de este concepto, la empresa especialista en sistemas de iluminación ha equipado un vehículo de prueba que integra sistemas de sensores y cámaras en los faros en varias fases, haciendo posibles, de esta manera, las funciones de conducción automatizadas. Los primeros viajes de prueba se están realizando desde junio en cuatros tramos de calles autorizados en Austria. “El objetivo del Project Dragonfly es impulsar la conducción autónoma mediante una visión electrónica de todo el entorno”, explica Stefan Weißensteiner, director de Project Dragonfly en ZKW. “Nuestra nueva tecnología hará una contribución decisiva para incrementar la seguridad en la circulación, y ya en unos tres a cuatro años podría salir al mercado”, explica Oliver Schubert, CEO de ZKW Group.

Faros con luz digital, sensores e inteligencia artificial

Los faros se encuentran en posiciones estratégicamente ideales para hacer posible una visión de 360 grados mediante sistemas de sensores alrededor del vehículo: al igual que la libélula (dragonfly), que también puede cubrir 360 grados con su visión. Por ello, ZKW ha integrado cámaras de alta resolución en los faros principales del vehículo de pruebas del Project Dragonfly, y, paso a paso, irá integrando otros sensores, como LiDAR, CMOS, cámaras infrarrojas o multiespectrales en los faros de las cuatro esquinas estratégicas del vehículo. Gracias a la inteligencia artificial, estos dispositivos pueden detectar a otros usuarios viales y las señalizaciones correspondientes, calcular distancias y velocidades, y, a partir de esta información, generar los comandos de control para el vehículo. La luz digital de ZKW, con una resolución de 1.3 millones de píxeles por unidad lumínica, apoyará los sistemas de sensores para la conducción autónoma. “En los primeros intentos, hemos comprobado que, al iluminar de manera directa objetos como los peatones con luz digital durante la noche o con mal tiempo, estos pueden ser detectados por la inteligencia artificial, incluso, a mayores distancias, con una tasa de reconocimiento claramente mayor y sin deslumbrar a los demás conductores”, explica Ralf Klädtke, CTO de ZKW Group.

Integración por pasos de los sensores

La primera fase del Project Dragonfly es la integración de cámaras con inteligencia artificial en los faros principales para ampliar, de esta manera, el campo visual y poder reconocer con seguridad no solamente los vehículos que van delante o vienen en sentido opuesto, sino también el tráfico transversal. Antes de fin de año, los faros del vehículo de demostración deberán complementarse con sistemas LiDAR para medir ópticamente la distancia y la velocidad, así como con módulos lumínicos digitales desarrollados recientemente. Asimismo, se prevé implementar sensores infrarrojos y de radar, así como cámaras adicionales, para hacer posible una visión de 360 grados. “Para la conducción automatizada en los niveles 3 a 5, se van a tener que instalar entre 30 y 50 sensores en el vehículo, según las indicaciones del fabricante. Por este motivo, estamos trabajando en soluciones para instalar sensores con un diseño elegante en los faros, y poder aprovechar las ventajas de los espacios de instalación de estos últimos, como suministro de corriente, conexión al bus de datos, dispositivos de control electrónicos, o soluciones para los problemas de condensación, para eliminar el hielo y para realizar la limpieza”, explica Klädtke.

Aprovechamiento de sinergias con socios

En el marco del Project Dragonfly, ZKW colabora de forma cercana con socios estratégicos, como IAV (Automotive Engineering), que cuenta con más de 20 años de experiencia en el desarrollo de vehículos automatizados. Con IAV, ZKW ha podido hacerse de un socio líder mundial en materia de conducción autónoma para poder contribuir a la seguridad a través de la luz digital y los sistemas de sensores en los faros. “ZKW tiene ideas innovadoras para aprovechar la luz digital, así como las 4 posiciones de sensores expuestas, los faros del vehículo, que también representan un nuevo y prometedor enfoque para la conducción automatizada de alto rendimiento para IAV”, explica Mirko Taubenreuther, Senior Vice President de IAV GmbH.

Del mismo modo, ZKW coopera de manera cercana con el grupo empresarial LG para aprovechar e implementar posibles sinergias, por ejemplo, en las áreas de limpieza, desarrollo y procesamiento de datos de los sensores. “El objetivo es aprovechar los conocimientos comunes, y crear interfaces entre nuestras empresas, así como con otros socios de cooperación. De esta manera, podemos ofrecer a nuestros clientes las mejores soluciones en torno al vehículo”, afirma Schubert.

Proyectos de desarrollo junto con clientes

Próximamente, se iniciarán varios proyectos de predesarrollo con fabricantes de automóviles que impulsan la integración de sensores en los faros para la conducción autónoma. A modo de ejemplo, se integrará un sistema LiDAR en un faro principal para poder analizar los datos de medición generados a partir de la unidad lumínica y aprovecharlos para proyectos posteriores. “Nuestros clientes se benefician de nuevas funcionalidades de los faros y de una solución integral que también está a la altura en materia de diseño”, sintetiza Schubert.

Previous
Next

Contacto para la prensa

Laura Kammerer, MA

Headquarters

ZKW Group GmbH
Rottenhauser Straße 8
A-3250 Wieselburg
presse@zkw-group.com
+43 7416 505 0